Menu

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones.

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones:

Servicio de FeedBurner

lunes, 16 de abril de 2012

Mucho ruido y pocas nueces...

Falta menos de un mes, aproximadamente. Y digo aproximadamente, porque aún no he determinado una fecha para partir hacia Machu Picchu. Hasta ahora no he hecho más que soñar y fantasear. Pero no sé si con eso alcance. Supongo que un poco de organización y pies sobre la tierra también ayudarían un poco, no? 
Es que a veces no puedo con mi genio, y aunque trate de no pensar o fantasear se me hace difícil. Es algo que ya llevo en mí, con lo que nací, que desde chico hago. Imaginar, soñar, fantasear o "flayarla" como por ahí se dice ahora. 
A todo momento, en toda situación, en cualquier  lugar o espacio. Puedo dejar de respirar, de comer, de hacer mil cosas, pero mi cabeza nunca se detiene. No haber sido artista mirá vos...
La última semana me la he pasado con insomnio, pensando situaciones, circunstancias. He dado vueltas enteras en la cama y no he podido conciliar el sueño. Muy feo! hace muchísimo tiempo que no me ocurría tan incómoda situación. Haciendo un esfuerzo por recordar cuando me ha sucedido lo mismo, el otro día charlando con mi vieja, cuando le contaba de mi insomnio, le comentaba que eso siempre me ocurre cuando se aproximan situaciones excitantes como ser un viaje, una entrevista, una gran fiesta, un encuentro, etc. Yo, en este caso, lo atribuyo a mi ansiedad y a tener el corazón inquieto en persecución de un sueño. El sueño en sí es viajar, pero no sé hasta donde me llevará, ni cómo terminará todo. Pero yo soy de los que disfrutan el viaje en sí mientras recorro el camino.
He pasado horas enteras imaginando escenarios, personas sin rostros. Me he imaginado paisajes, comidas, hospedajes. Fotos también me he imaginado.
Uno siempre se imagina a veces las situaciones en capturas de foto. Digo, o será a mí nomás que me ocurre? Es como que cada paisaje que veo en cada foro, blog o web que ingreso para recabar información sobre mi viaje, me imagino allí. Qué increíble la mente, no? A veces me sorprendo de todo lo que hay allí dentro y es como que de a poco van aflorando cosas que ni sabía que tenía allí guardadas. Como siempre dije, la mente y/o la cabeza son como una cajita de sorpresas y si no estamos preparados para las cosas que podemos encontrar allí puede ser un shock muy grande. Me ha pasado eso de tener situaciones nuevas o sensaciones nuevas, pero lo he sabido asimilar. Creo que se trata de los grandes cambios que ha habido en mi vida. Pero eso es un tema para analizar en profundidad en otro post.



Esta semana también ha sido una semana en la que me he encontrado con gente que ha podido -y ha sabido- alentarme en la consecución de mis sueños, y otras tantas que me han dicho que estoy loco o que en realidad no es lo que más me conviene. ¿Cómo saber quienes tienen la razón? La verdad será una sola, y dependerá de mí. Si fracaso soy yo. Si prospero y soy feliz también depende mí. Y la verdad, aunque a veces pueda abstraerme de mi sueño y mis ambiciones, me tengo mucha fe. Y eso es lo que me importa ahora mismo.
Otras de las cosas que me dan mucha fe y que riegan mis convicciones de energías -y que me dicen que no estoy en el camino equivocado- tiene que ver con ciertas situaciones que me han sucedido últimamente. 
No sé bien cómo explicarlas. Como que se van dando hechos o tejiendo circunstancias pequeñas, minúsculas quizá, que las interpreto como señales. Por ejemplo últimamente estoy leyendo "mensajes" en publicidades que hablan de que hay que perseguir los sueños y no bajar los brazos. Me pasó hoy mismo, de mañana, al leer la versión on line del diario de mi ciudad (www.eldiario.com.ar), allí en un apartado de videos sugeridos apareció uno de Lionel Messi, en una campaña de ayuda contra el Mal de Chagas
El video resume el sueño de un hombre mayor de edad (contagiado y ya recuperado del mal de chagas) en busca de cumplir su sueño de conocer a Lio. Y bueno, no sé, me dejó un mensaje súper optimista. Casi al terminar el video, el buen hombre dice: "nadie cumple su sueño si se lo guarda para él". Automáticamente luego de ver este video pensé: "es verdad!, tengo que seguir mi sueño! de nada sirve quedarme de brazos cruzados añorando algo si nunca me animo de ir tras ese objetivo, para luego quedarme con el sabor amargo de pensar en lo que hubiera sido". Así que bueno, de a poco se van sumando puntos a favor que valen doble en este caso porque lo tomo como una casualidad.










Bueno, creo que es demasiado por hoy, me desconcentré porque me interrumpieron y ya se me corto la inspiración. Asi de cambiante soy. 
Saludos y hasta pronto.

lunes, 9 de abril de 2012

Reunión 1 - El primer paso, juntarme con mis probables compañeros de viaje

El pasado Jueves nos reunimos por primera vez con dos de las personas que han demostrado interés en acompañarme y formar un grupo para llegar en mayo de este año al desafío Machu Picchu. A los dos ya los conozco de antes. Ambos fueron compañeros míos de cursado de la carrera de Turismo en la Universidad Autónoma de Entre Ríos. 
Evangelina fue compañera de curso cuando yo recursé algunas materias durante mi tiempo de alumno. Aunque en realidad no sé si recursé yo o recursó ella. Eso sí que no lo tengo claro. Pero lo más seguro que fui yo quien recursó (por los compañeros que me vienen a la mente con los cuales recuerdo algún que otro momento compartido).
Y la otra persona que se sumó a la iniciativa para el viaje es Damián, más conocido como Pingocho. Es un compañero que me hice también durante el primer año del cursado de turismo, en la misma facultad, pero con él tengo los recuerdos más frescos y latentes porque lo he frecuentado más y hemos compartido muchos viajes, oficios, experiencias y anéctodas. Luego él prefirió seguir trabajando y yo terminé mis estudios, pero aún así siempre compartimos momentos y amigos.
Acordamos encontrarnos en una estación de servicio del ACA (Automóvil Club Argentino), a las 8 de la noche, en el centro de la ciudad, en un jueves santo, donde la ciudad se encontraba con mucho movimiento. Yo sabía de antemano (en realidad intuía, no sabía) que ellos no estaban muy al tanto del viaje que íbamos a hacer; o sea qué visitar, qué itinerario seguir, etc, etc, etc. Aún así este encuentro serviría justamente para eso. Para ponernos de acuerdo. Asunto difícil, sí, fue coincidir en la fecha. Entre mi laburo, y el de ellos, no pegábamos una. Creo que fue lo que nos más nos trabó. Pero el resto de los detalles fueron finiquitados uno a uno.
Aunque la reunión no fue muy extensa (una hora más o menos), quedamos en seguir juntándonos y seguir viéndonos en un futuro no tan lejano para seguir organizando el viaje. Quién sabe si se sumarán más expedicionistas a este desafío. Por lo pronto, sólo somos 3, pero podrían sumarse más y quizá sea gente que no conozcamos ninguno de los tres, porque puede ser que otras personas se contacten por foros y sitios de internet en donde me he registrado y en los cuales he frecuentado últimamente, algo muy común en este tipo de viajes.
Eso sólo lo sabremos de a poco, por ahora, a seguir investigando.
Hasta pronto.

lunes, 2 de abril de 2012

Para ir asentando los objetivos

Hoy, lunes 2 de abril de 2012, comienzo con la redacción este blog. Lo hago por que es una herramienta práctica que en el futuro me ayudará a mantenerme ocupado en recopilar pensamientos y reflexiones, así como también anécdotas de todo lo que acontezca en un nuevo desafío que estoy planteándome seriamente día a día y ese desafío es: tratar de encontrar la felicidad en la sencillez de las cosas y viajar por donde me lleve el destino, sintiéndome libre y pleno. Convengamos que una cosa no tiene que estar relacionada con la otra, pero por conveniencia o por que no me queda otra, creo que así lo elegí yo.
Voy a tratar de "romper el hielo" y de a poco ir deshilvanando cada una de mis sentencias para que se vaya entendiendo cuál es el punto al que quiero llegar.
Por ahí se puede llegar a pensar "cómo vas a viajar siendo sencillo", ¿y el dinero?, como que no es compatible viajar por el mundo y no tener dinero. Por lo tanto, si tengo dinero para viajar por el mundo no soy sencillo. Después de todo, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?. Yo me estaba refiriendo a la sencillez del viaje. Ser un viajero austero, con lo justo y necesario, sin reparar en lujos y excentricidades (que no vendrían mal, pero), es decir, ser feliz con poco. Algunos pensarán que es imposible. Error, yo pensaba lo mismo, pero últimamente leyendo muchos blogs, diarios de viajes, crónicas, foros, me he dado cuenta que se puede viajar (y cuando digo viajar me refiero a realmente salir a recorrer las rutas más allá de donde nos imaginamos alguna vez, o donde nos imaginamos alguna vez y pensamos que nunca llegaríamos).  O sea, sí, algo de dinero hay que tener para emprender un viaje, pero créanme que es mucho menos del que uno imagina. O al menos no tanto como para dejar de ser sencillo.
Bien, y el otro tema a analizar es eso de que también lo que persigo es la felicidad y la libertad. Y acá creo que es el momento correcto para aclarar que yo soy feliz, o sea, tengo mis momentos, como muchos creo. Pero infeliz y triste no vivo. Quizá me gustaría cambiar algunas cosas (como muchos, también, creo), pero con lo tengo me alcanza, aunque sé que puedo conseguir más. Ese es el detonante y quizá primer chispa dentro mío que me moviliza a emprender lo que tengo planeado: que no estoy manifestando mis cualidades en su máxima expresión.
Y se puede decir que también soy libre, pero también tengo mis momentos... entonces, ¡¿por qué no dejar de decir que "tengo mis momentos" para comenzar a decir que soy feliz y libre siempre?! Bueno, están los miedos, los prejuicios, las inseguridades, los sentimientos; cosas que en definitivan nos disminuyen en cierto modo, nos despotencian (no sé si existe esta palabra y ni ganas de buscarla). Algunas tienen solución, como por ejemplo los miedos, prejuicios y demás desequilibrios o manifestaciones mentales se pueden llegar a manejar o tratar de cambiarlas con el tiempo; y otras son más complicadas (por ejemplo los sentimientos, la familia, los amigos, los amores) porque implican justamente circunstancias que son más difíciles de manejar y lidiar con ellas, tampoco quiero ser tan exhaustivo en mis conceptos, pero creo que se entiende el punto al que quiero llegar.
Onda como que yo no arranqué todavía para mi primera travesía, así que estoy "tocando de oído" pero creo que mi primer viaje me ayudará a refutar o afirmar mis concepciones y esa será mi prueba de fuego. ¿El destino elegido? : Machu Picchu, en mayo. Y de acá a un año, o quizá un poco más, otros tantos destinos, y dejar de lado el laburo y todo lo que me ate en mi lugar de residencia. Me cansé de muchas cosas, y quizá sea algo pasajero, pero hoy en día es lo que me quita el sueño y tengo una corazonada de que es lo que me va a ser más feliz. Y si no lo hago ahora, - que no tengo compromisos más que los sentimientos que me unen a mi familia y ciertas personas allegadas-, ¿cuándo lo haré? ¿Por qué postergarme tanto? (Ah, cierto, todavía tengo que pagar algunas cuentas pendientes de la casa de electrodomésticos y llevar la cuota de socio de Racing al día. Pero una vez que esté al día emprenderé viaje!)
Ejemplos de viajeros por el mundo con las características que nombré anteriormente hay muchísimos. Algunos más afortunados que otros. Algunos solitarios, otros enamorados y felices de a dos. De todas nacionalidades y en diferentes horizontes, pero en el fondo, todos, conservan ese espíritu de aventura, fantasía y bohemia que tanto me identifica con sus modos de vivir, y fueron sus diarios de viajes, crónicas, blogs y demás que me dieron el último envión para dar forma de a poco este sueño y tomar esta decisión.
Quién sabe cómo me irá!, quizá vuelva del primer viaje y se me cambie el pensamiento, pero ahora mismo, lo que más quiero y tengo en mente es hacer todo lo que comenté anteriormente. Si lo lograré o no, depende de mí y de nadie más. El tiempo dirá, y espero que no sea tan difícil como romper el hielo y escribir algo en este blog.
Hasta pronto.

PD: les dejo algunos de los viajeros que más me inspiraron:
Viajando sin papel higiénico - de Daniel Tirado, un colombiano muy simpático y aventurero que se atrevió a los horizontes más lejanos y las aventuras más exitantes. De todos los que leí es con el que más me identifiqué, por su extroversión y espontaneidad.
Magia en el camino - de Aldana y Dino, una pareja de argentinos, enamorados, libres, felices y que irradian magia en cada relato. Un día se cansaron de todo y dijeron vamos de viaje, y hace más de diez años recorren destinos increíbles.
Viajando por ahí - de AniKo Villalba, argentina, fotógrafa, periodista. Tiene una manera tan peculiar de relatar sus viajes que automáticamente te envuelve y te sitúa en los lugares que ella recorre. Para no perdérselo.
Gambeteando con la de palo : cri, cri, cri (jaja)

Gambeteando con la de palo... Ultimas entradas.

Gambeteando con la de palo...