Menu

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones.

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones:

Servicio de FeedBurner

viernes, 25 de mayo de 2012

Ahora sí que me voyyyy!! Adios mundo crueeeeelll!!! jaja.... chauuuuuuu locos de mierda!!!!!!



jueves, 24 de mayo de 2012

Trece, trece, qué te parece?


Ya tengo la mochila, la bolsa de dormir, los anteojos, el protector solar, algunos medicamentos, la música, el celular, la cámara de filmar, la de sacar fotos, los documentos, la guita. No llevo tanta ropa. Sólo lo justo y necesario. Llevo toalla, dentífrico, cepillo de dientes… peine (aunque nunca me peine). Encendedor, un cortaplumas, una cuchilla y un tenedor. Ya tengo la linternita LED que me regaló mi viejo. Llevo también para leer en el camino y para intercambiar literatura en el camino con los amigos que me vaya haciendo. Ya tengo un anotador, y ya me “afané” también un par de biromes de casa para escribir en la ruta las historias y las memorias que luego compartiré en el blog. 

Gambeteandoconladepalo.blogspot.com.ar


Ya tengo casi todo listo, creo que no me olvido nada. O seguramente cuando recuerde de algo que me olvidé ya será demasiado tarde para volver. Igual, no quiero tenerlo todo planeado, lo mejor será que surja alguna situación en la que me las tenga que rebuscar. Es ahí cuando la paso mejor. No me gusta tener todo bajo control. Me gusta ponerme a prueba constantemente.

Quizá esta sea mi primera experiencia y me faltarán muchas cosas que no tuve en cuenta, en lo material, en lo tangible. Y de lo intangible, creo que es como mejor equipado me voy. Tengo las ganas, la actitud, el genio, la voluntad, la energía, la magia. Tengo todo. Soy un Messi viajando. Y eso que todavía no partí…

Pero también tengo además de cosas lindas, algunas feas. Pensamientos feos quiero decir. Últimamente he estado pensando, y esto no debería decirlo se supone –pero qué más da-, que quizá me pase algo malo en el viaje. Contraiga alguna enfermedad –es lo que más me he imaginado- y que muera en el transcurso del viaje. Ya sé que no hay que ser negativo, pero todos alguna vez tenemos un poquito de pesimismo y negatividad entre tanta energía y buena vibra. Sólo que algunos lo ocultan y otros lo expresamos. Yo igual no le tengo miedo a la muerte. Aparte si muero, será lo más lindo. Morir haciendo lo que más feliz me hace

Mañana "zarpo" y enderezo la nave... trece, trece, qué te parece?

sábado, 19 de mayo de 2012

Preparados, en sus marcas, listos...

Ya estoy a 5 días de mi primer viaje aventurero. Quiero decir, viajes he tenido muchos (igual, ninguno fue “guau”), pero viajes con el fin de ir hacia un destino tan lejano, místico y sin mucha organización, definitivamente es el primero.

A decir verdad, llegué a ésta instancia sin demasiada ansiedad. Después de todo sabía que iba a llegar el momento alguna vez. Para ser más claro, más allá de estar súper contento y emocionado, porque me llega el instante de partir -unos 20 días de viaje hacia un destino que soñé tanto tiempo- no fue tanto el nerviosismo o impaciencia que manifesté estos días que han pasado. 


Por ejemplo, cuando se acerca el verano y me toca el tiempo de irme de vacaciones -a alguna playa o ciudad balnearia por lo general, con mis amigos- suelo generar más adrenalina y situaciones más ansiosas colmadas de inquietud y ansias por que llegue ese momento. Pero debo reconocer que en esta oportunidad lo tomé muy natural. Será que ésta será en definitiva el punto de partida para viajar así durante mucho tiempo más? Who knows!

Mucha gente ya sabe que me voy. Amigos, compañeros de trabajo, contactos en las redes sociales. Yo me encargué también un poco de divulgarlo, por así llamarlo de alguna manera. Creo que yo también canalicé mis ansias por ese lado, hablando todo el tiempo del viaje con toda persona que se me cruzaba por delante. Iba a la panadería de la esquina del trabajo y le contaba a las chicas que me atienden todas las mañanas. Me iba a la verdulería de la esquina y le contaba a los chicos que me venden las bananas con pecas. Me tomaba el micro y hablaba con los colectiveros. Me encontraba amigos o personas que hace tiempo no veía, y al rato de ponernos al tanto de nuestras vidas, ya les contaba de mi viaje. Creo además, que, del modo en el que les contaba mi plan, generé, en la mayoría de las personas que me tuvieron que aguantar, proyecciones y ansias ajenas. No sé bien como explicarlo. Pero para decirlo en pocas palabras, es como que de las personas que saben que me voy, están más ansiosas ellas por mi viaje que yo mismo. Creo que ahí quedó más clarito, no sé por qué di tantas vueltas.

Otro de los aspectos  que me ayudó a no desesperarme tanto -y que no me mate la angustia de la espera- es que de a poco fui "mimétizándome" con la situación y el viaje. Primero compré la mochila, luego el mp5, después busqué compañeros de viaje, luego abrí el blog, me la pasé leyendo diarios y crónicas de viajes de otros viajeros en blogs, luego comencé a trazar el itinerario, compré los pasajes del tren. Como que de a poquito, para matar esa intranquilidad, la iba de a poquito combatiendo con acciones que me sirvieron mucho al día hoy. Y bueno, sin ir más lejos, hoy me compré la bolsa de dormir, ja! Todos los días trato de aportar algo.


Mi compañera de viaje: Mochila Waterdog Segovia 75 litros!

Mi flamante Mp5: medio trucho, pero tiene lo que más quiero, un grabador de voz, para cuando comience a flayar hablando solo, jeje


Esto me lo compré hoy en el hipermercado, ja: La bolsa de dormir, el aislante y el piloto por si se larga la lluvia!


Así como hablo de las cosas buenas o lindas que tiene todo esto de andar viajando y de aventura, también voy a contar algo que los últimos días me ha “bajoneado” un poco, y es que no voy a poder llegar al Machu Picchu a través del camino del Inca como lo planeé al principio. Esto se debe claro, a la inexperiencia sobre todas las cosas. Y bueno, para el que quiera ir alguna vez y ya vaya sabiendo -para que no le pase lo mismo que a mi- debe reservar el tour Camino del Inca con por lo menos 2 meses de anticipación. Se ve que hay mucha demanda de este tipo de tour y son sólo un par de privilegiados los que tienen la fortuna de poder realizarlo. O los bien precavidos. Igual, eso no fue suficientemente malo como para malhumorarme del todo.

Es todo por hoy, mi tiempo es oro. Ya está por llegar pingocho, uno de mis compañeros de viaje, y estaremos ajustando algunos detalles del mismo.
Quizá vuelva a postear algo antes del viaje o quizá el próximo post ya sea contento y feliz de haber cumplido uno de mis sueños: haber llegado a Machu Picchu

Hasta pronto!

jueves, 3 de mayo de 2012

Mayo Picchu...

Ya estamos en mayo, llegó el mes que más esperé durante mucho tiempo. De tanta ansiedad no había caído en la cuenta. Voy a vivirlo despacito y a disfrutar cada kilómetro. Si tengo que dejar la vida y los pulmones subiendo la montaña lo voy a hacer, pero yo quiero estar ahí arriba, subirme a esa cima, tener esta vista, mirar el horizonte y emocionarme con la vida, con la naturaleza, con los pequeños detalles, sintiéndome gigante y pequeño a la vez entre tanta hermosura y regalo de la naturaleza. Gritar y patalear. Llorar si me dan ganas. Revolcarme y al mirar el cielo pensar que en la vida los sueños sólo se consiguen cuando sales a buscarlos y que ya nadie me los va a robar de mi almohada cuando piense en ellos. Sólo así vale la pena vivir y sonreír todos los días...


martes, 1 de mayo de 2012

Todo sacrificio vale la pena y todo esfuerzo tiene su recompensa. Feliz día del trabajador!


Recuerdo cuando todavía estudiaba y quería laburar y no conseguía laburo. Me sentía frustrado, perdido, triste, impotente. Sabía de lo que era capaz pero no tenía oportunidades. Todos pedían experiencia o referencias y yo no contaba con ellas. De dónde querían que las saque? Era muy joven, pero tenía muchas ganas de trabajar, de lo que sea... y así empecé, de a poco, como muchos, y todavía me quedan muchos años más, pero cuando recuerdo los comienzos es inevitable no sentir orgullo y felicidad. 
Fue una tarde, hoy lo puedo recordar aún, fuimos a golpear puertas de radios con dos amigos: Pablito y el flaco. Y así llegó el primer trabajo. Un programa de radio. Algo que me causaba mucho placer y me emociona recordarlo hoy en día. Hacer mi primer trabajo de algo que me guste. No duró mucho tiempo, pero sirvió como punto de partida. 
Luego los tuve más difíciles. Me tocaron laburos pesados, otros no tanto. Estuve en negro, en blanco, en todos los colores. Algunos trabajos eran agradables y otros me daba vergüenza hacerlos. Pero yo sabía que todo dependía de mi y de nadie más. Gracias a Dios que soy inquieto.
Cuando era adolescente no quería terminar la secundaria para no trabajar... lo relacionaba con levantarme temprano, tener demasiadas responsabilidades, no tener tiempo para salir de joda con los vagos.... Pero hoy que pasó mucho tiempo pienso qué lindo es laburar! De verdad! Con el trabajo desaparecen muchos vicios, malos hábitos, nos hacemos más honrados, responsables. Maduramos! Haciendo lo que nos guste o no, aprendemos del valor del sacrificio y sabemos por fin reconocer a nuestros padres o abuelos o demás personas que la lucharon antes que nosotros para darnos todo. Generamos lo que yo llamo "criterio para la vida". Valoramos por fin que el trabajo también nos define en parte como personas y que si no nos gusta nuestro trabajo o la posición que nos toca, y no queremos caer en el conformismo, pues más tendremos que trabajar entonces; o para ascender o para demostrar de lo que somos capaces, o para sumar granitos de arena y hacer trampolines hasta nuestras ambiciones. Con el trabajo adquirimos conocimientos y herramientas que nos ayudan a desenvolvernos en la vida para alcanzar lo que tanto añoramos. Aprendemos a ahorrar, a manejarnos con el dinero. A hacernos felices dándonos nuestros gustos o sintiéndonos felices invitando a algún amigo con el fruto de nuestro esfuerzo. Nada me hace más feliz que compartir el fruto de mis esfuerzos con mis seres más queridos. Todo sacrificio vale la pena y todo esfuerzo tiene su recompensa. Siempre es así. Son leyes de la vida. Me lo enseñó el trabajo. Y ese principio después lo apliqué a otras facetas de la vida: el estudio, el compromiso, el amor, los amigos, el deporte.
Feliz día para todos los trabajadores y para los que no trabajan y sueñan con encontrar uno como alguna vez también me tocó a mí. A no bajar los brazos!


Gambeteando con la de palo... Ultimas entradas.

Gambeteando con la de palo...