Menu

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones.

Primera vez aquí? Sumate. Ingresa tu email, confírmalo luego, y recibirás todas las actualizaciones:

Servicio de FeedBurner

lunes, 28 de julio de 2014

Un tanguero en Buzios

Estuvo de paso por Buzios Nicolás Maneiro, viajero y bailarín de Tango. 

Nos conocíamos por Facebook hace un tiempo cuando yo había comenzado hace poco a escribir sobre mis viajes y él me escribió contándome de su proyecto de viaje por Sudamérica, que finalmente llevó a cabo al poco tiempo.


Hace unos días me escribió nuevamente, andaba de paso por Buzios y quería conocerme antes de seguir su camino hacia el norte. Claro que la idea me pareció genial y aunque no tuvimos mucho tiempo para compartir sí tuvimos, en cambio, una charla intensa y buena onda junto a él y sus amigos.

Ameritango y Gambeteando con la de palo
Compartimos unos mates junto a Nicolás y sus amigos en Buzios.


Fanático del mate, del tango y de la buena vida, Nicolás dejó atrás su Córdoba natal para viajar y desplazarse por América, recorriendo Sudamérica bailando, enseñando y divulgando la danza del 2x4. A sus 30 años se define como un apasionado del tango y esa pasión se desprende de cada frase que sale de su boca. "Yo bailo el tango con la música y la letra". "Soy pasional para vivir y esa pasión la transmito al bailar el tango"...

Aunque mucho le quedó por recorrer de América, de sus palabras puedo adivinar que lo que más le gustó fue Ecuador, de donde se tuvo que volver por un problema de salud de su padre, quien luego mejoró y fue entonces que volvió a las rutas, a los viajes y al tango que es lo que más le apasiona.

Aprovechamos la hora y media para charlar de nuestros viajes, proyectos y amigos. Y ya que hablamos de amigos, me acordé de Juan Manuel Lere, de Rumbeando por ahí, con quien estaba en falta y hace tiempo le venía prometiendo una foto para una sección de su blog "Sonrisas por ahí", así que le propuse a Nicolás retratar ese momento para poder compartir con Juan Manuel y sus miles de seguidores.

 
Sonrisas por Ahí en Buzios
Las sonrisas por ahí llegaron a Buzios

Sonrisas y tango por ahí
Sonrisas y tango por ahí

Sonrisas y tango por ahí
Sonrisas y tango en Buzios





Tomamos unos mates, sacamos unas fotos, charlamos sin parar y luego llegó la hora de partir, así que le hice el aguante hasta la hora de su partida y lo acompañé hasta tomar el bus que lo llevaría hacia el norte de Brasil donde Nicolás tiene pensado, si Dios quiere, hacer un viaje por el Amazonas.




Sonrisas y tango en Buzios
Nicolás partió de Buzios rumbo a Bahía

Nos dimos un gran abrazo, nos despedimos y nos prometimos mas mates, charlas y unas clases de tango cuando el camino nos vuelva a cruzar.


Pueden conocer más acerca de sus viajes y sus historias en https://www.facebook.com/ameritangueando

domingo, 27 de julio de 2014

Amo a Búzios!!!

Lo grito a los 4 vientos! Amo a Búzios!!!



Amo a Búzios!!!
Amo a Búzios!!!

sábado, 26 de julio de 2014

Entendí todo menos la distancia...

Hoy es el primer día -de los más de 180 días que llevo viviendo en Buzios- que tengo ganas de volver. El día nublado y la lluvia me hicieron mirar fotos y me inundé de recuerdos, memorias y nostalgias.

Extraño la vieja, mis hermanos, mis sobrinos, mis perros, los amigos, los vecinos, la gente de la calle. Hoy parece que no soy yo y no tengo ganas de vivir esta aventura.

Me agarró un ataque de soledad. Creo que a veces me da miedo sentirme solo, aunque toda mi vida fui independiente y dije que amaba mi libertad y mi soledad y no toleraría viajar con nadie; a veces me imagino si alguna vez vale la pena viajar en soledad o también tendría que dejar abrir mi corazón para compartir esta aventura.

De repente me confundo y a veces quiero dejar todo. No sé si es fantasía o realidad. A veces me miro con ojos críticos y soy muy duro conmigo mismo. Son días que no me soporto, que quiero escapar. Quizá el viaje es una escapatoria de algo también que todavía no tengo la claridad para distinguir de qué se trata.


No lo sé. No me entiendo. Hoy no quiero estar. Hoy no soy yo. Hoy quiero ir y volver a todas partes y abrazar y besar a todos para no sentirme tan solo.

Llegarán los sueños?

Si algo callé es porque entendí todo, menos la distancia...
Si algo callé es porque entendí todo, menos la distancia...

lunes, 21 de julio de 2014

Una estrella fugazza en Buzios. Viajeros en Combi.

Caminando por las calles de Buzios me encontré con más viajeros aventureros. No pude evitar mi curiosidad y cuando los vi en la combi me acerqué a charlar y a preguntarles. Siempre hago lo mismo. Es algo más fuerte que yo. Cuando veo viajeros siento como un imán que me atrae para charlar y conocerlos un poco más.

Esta oportunidad no fue la excepción. Andaba caminando por las calles buzianas buscando casas para alquilar y cuando vi la combi estacionada llena de bolsos y cachivaches enseguida deduje que estaba ante la oportunidad de charlar y conocerme con viajeros.

Así conocí a Emiliano Pantano, de Liniers buenos aires; Rodrigo Ocretich, de Montevideo Uruguay; Ale Schandre de Munich, Alemania; quienes junto a otros tres compañeros -que no estaban en ese momento (Gonzalo Bernardez y Emilio Paladino, de Buenos Aires y Carolina Peron de San Pablo) viajan con la combi desde fines de mayo.

Uno de ellos, creo que Emiliano, me conocía ya del blog por una entrevista que le hice en una oportunidad a Marcelo Alvarez, el ciclista viajero que quiere llegar hasta Alaska y luego dar la vuelta en mundo en su bicicleta. Fue una sorpresa -y una alegría debo reconocerlo- que me reconozca. Ya me había pasado una vez y pensé que era casualidad, esta es la segunda vez que me pasa en el viaje que me cruzo con gente que lee mi blog y me conoce de aquí.

Los chicos de Estrella Fugazza, tal como bautizaron a su combi, la compraron en San Pablo, pasaron por Paraty, Araruama, Arraial do Cabo, Buzios y ahora siguen su rumbo hacia el norte rumbo a Canoa Quebrada, cerca de Fortaleza, Ceará, para buscar trabajo y seguir con su viaje sin tiempo.

No tuve tiempo de preguntarle por qué el nombre de Estrella Fugazza, aunque en un pasaje de la charla me dijeron que habían pasado la noche anterior vendiendo pizzas en la playa así que supongo que por ahí viene la mano.

El tiempo para charlar fue breve; pero lo que es breve y bueno es dos veces bueno! Me gusta mucho conocer gente que viaja y es aventurera; en mis 6 meses en Buzios he conocido muchas personas con este perfil. Los pueden agregar y contactar por el siguiete link ---> https://www.facebook.com/profile.php?id=100008346544815

Estrella Fugazza y Gambeteando en Buzios
Estrella Fugazza y Gambeteando en Buzios

Estrella Fugazza y Gambeteando con la de palo en Buzios
Bastó media hora para charlar con los chicos, pegar buena onda, intercambiar info e historias y estar en contacto.

sábado, 19 de julio de 2014

La vida es un boomerang: Lo que das, recibes.

A veces me suceden cosas maravillosas en el viaje. Impensadas, mágicas, increíbles. Me llenan de energía y fuerza y me hacen sentir infinitamente feliz y agradecido. A medida que pasan los días se van aconteciendo situaciones que me llenan de felicidad. Es entonces que me doy cuenta que estoy haciendo las cosas bien y que estoy aportando cosas buenas al universo y que me están volviendo multiplicadas. Y aunque parece una frase sacada de esos cursos de coaching baratos debo admitir que se trata de la vida misma. De una actitud ante la vida.

Hace 6 meses que tengo una nueva vida. Estoy viviendo la vida que escogí. No es fácil ni nadie me dijo que lo sería. Quizá me hacía falta vivirlo para darme cuenta en carne propia que no todo es un lecho de rosas. Aún así, la vida se trata de eso justamente, de elecciones. Y yo escogí vivirla de este modo. Errante, bohemia, romántica, aventurosa. Siguiendo mi sueño. Cosechando amor, esperanza, fe. Haciendo amigos, dejando mi semilla en cada persona que conozco. Que cuando me recuerden sea con una sonrisa, por un buen momento que hemos pasado, por algunas palabras que hemos intercambiado, por mis buenas actitudes, por cambios positivos, por sumar y no por restar.

Me siento muy feliz con lo poco que tengo. Me alcanza y me sobra. Yo solo estoy de paso, no me quiero llevar nada. La felicidad que tengo queda para siempre y crece día a día. 

Estoy cosechando los frutos de mis buenas acciones.


Life is a boomerang what you give is what you get
La vida es un boomerang. Lo que das, recibes.

sábado, 12 de julio de 2014

El mundial en vivo: del control remoto con palo de escoba al lugar de los hechos

Me voy a Río de Janeiro. Argentina venció a Holanda y la posibilidad que se me presenta para ver campeón a Argentina es inigualable. Al estadio no podré entrar; las entradas están muy caras y la respuesta al mail que envié a FIFA fue que no había lugar para más acreditaciones. Al menos obtuve una respuesta, quize intentar la mayor gambeta pero esta vez no me salió. Me conformaré con mirarlo desde afuera, en el Fifa Fan Fest, en Copacabana, con decenas de miles de argentinos más y donde también se vivirá ese momento intensamente.


Cristo Redentor Messi
Cristo Redentor Messi
La gran final será mañana domingo y yo justo comencé a trabajar hace tres días nada más. Hablé con la gerenta del Hostel donde conseguí trabajo y le expliqué que tomaría el lugar de trabajo pero que me deje ir el domingo a Río de Janeiro. Su respuesta era de suponer. Claro que sí! Pensé que lo iba a tomar mal que ya de entrada yo, que estaba sin trabajo, le esté diciendo que quiero faltar un día y la esté condicionando. Pero este viaje me sigue sorprendiendo y las cosas que me ocurren parecen de fantasía pero no, es la vida real misma. En realidad yo en el fondo lo que más quería era ir por supuesto y lo deseé tanto que al final se cumplió sin problemas.

Es imposible que de repente en esta instancia no deje de rememorar momentos de mi vida durante mundiales anteriores y no deje de recorrer aquellos tiempos trazando imágenes que se quedaron en mi memoria.

El mundial de 1986 fue sin duda el más recordado por los argentinos. Fuimos campeones y Maradona hizo lo que se conoció como "el gol del siglo" y fue consagrado como "el mejor jugador del mundo". Yo tenía solo 4 años y pocas imágenes retengo de aquel mundial.



Araña Estadio Azteca Mundial 86
La "Araña" del Estadio Azteca, Mundial 86, que "picaba" si me portaba mal.


Maradona Campeon Mexico 86
Maradona besando la copa. Argentina campeón, Mexico 86. De las pocas imágenes que retengo de por entonces.
El mundial 90, en Italia, fue el Mundial que más me gustó y que viví con más intensidad. Ya tenía por entonces 8 años y quería ser jugador de fútbol cuando sea grande. El mundial anterior había dejado retumbando en mis oídos el nombre de Maradona y comencé a seguir sus campañas en el Nápoli de Italia.

Durante ese mundial, nos sentábamos toda la familia Albornoz en el comedor o en el living -los 9 integrantes de la familia- sobre un sofá bordó largo y algunos otros en otras sillas blancas de madera que traíamos de la cocina. Parecíamos los Simpsons sentados en el sofá frente a la TV, versión familia numerosa. El control remoto no existía -en mi casa- y usábamos un palo de escoba para cambiar los canales o subir y bajar el volumen. El mundial fue muy intenso como para andar parándose a cada momento.

Ese fue el puntapié de mi fanatismo por el fútbol. Fue el mundial que más pendiente estuve y que terminó por apasionarme por el fútbol. Grité como nunca con los goles de Caniggia, a Brasil primero, y a Italia luego, de peinadita, por encima del arquero italiano Walter Zenga. Qué manera de gritar esos goles y enloquecernos en mi casa! Ni hablar de los penales, un sufrimiento, pero siempre salíamos victoriosos gracias al Goyco. Lo más feo del mundial fue, claro, la final perdida contra Alemania con un penal inexistente, cobrado por el árbitro mexicano Codesal, ejecutado por Andreas Brehme.


Diego llorando mundial Italia 90
Diego llora la injusticia del Mundial 90 en Italia

Luego nunca más en mi vida volví a vivir momentos intensos con los mundiales. Claro que los resultados no acompañaron a la selección, y también yo de a poco, por las pobres actuaciones, fui perdiendo interés. 


Pero en esta oportunidad estoy viviendo un mundial de adentro, desde el país anfitrión, que no es nada más ni nada menos que el clásico rival de Argentina y, para colmo, se ha alcanzado nada más y nada menos que la instancia final.

A esta altura la felicidad que tengo ya es enorme. Nunca estuve tan cerca de vivir un momento así desde esta posición. En el lugar de los hechos. Como que a esta primer etapa del viaje, que recién comienza, le faltaba la frutilla del postre. Y aunque será una partida difícil y una jornada repleta de momentos intensos, yo sé que ya estoy más que conforme y feliz por estar donde estoy, palpitando esta instancia desde el lugar de los hechos y pensar que hasta hace unos años lo veía desde mi casa por TV y cambiaba los canales con un palo de escoba....
 
Me siento un privilegiado. Me siento bendecido. Me siento feliz. Me siento más que nunca protagonista de mi alegría. Me siento en movimiento, haciendo cosas en mi vida para que no todo quede donde estaba. Y eso me hace sentir vivo.

Que Argentina sea el campeón!!!

jueves, 10 de julio de 2014

Un día maravilloso y mis tres motivos de felicidad

Ayer ha sido un día maravilloso y éstos han sido mis tres mayores motivos de felicidad.

El primero: es el día de la Patria y a pesar de los seis meses afuera me acuerdo siempre de mi país donde tengo mi hermosa familia con mi vieja, mis hermanos, mis sobrinos, mis amigos, mis afectos, mis perros y mis porquerías. Volveré pronto en algún momento a mi tierra amada pero por el momento seguiré en Buzios un par de meses más. Feliz día patria argentina!

El segundo motivo: Argentina está en la final del mundial y para mí, como para muchos amantes del fútbol, eso ya es una alegría increíble del sólo hecho de llegar a esta instancia deportiva luego de tanto tiempo.  Es algo vulgar quizá, pero que me hace feliz no tengo dudas.

Y el tercer motivo: me voy a Río de Janeiro a vivir la final y a alentar a la selección junto a decenas de miles de argentinos que, aunque no estemos en el estadio, vamos a vibrar y a apoyar a nuestro equipo hasta quedar sin voz en busca del premio mayor en un momento histórico por el lugar y el momento en el que se lleva a cabo.

Por todo esto y mucho más ayer ha sido un día maravilloso!



Messi en el Cristo Redentor
Me voy a Río porque hay "Lio"

miércoles, 9 de julio de 2014

Con la desgracia ajena nadie se hizo campeón... Tristeza tem fim

Brasil perdía 7 a 0 y el partido ya estaba a punto de finalizar. Dejé de escribir lo que estaba escribiendo en mi notebook y salí a dar un paseo por la costanera de Buzios. 

De repente escuché un estruendo y festejos y gritos desaforados que venían de todas partes. Eran brasileros que festejaban lo que supuse el descuento. Me pareció increíble como agasajaban. De verdad, era surreal. Una parajoda! Salían a los balcones a gritar a los cuatro vientos ese gol que desahogó todas las gargantas brasileras. Izaban banderas y besaban sus camisetas. Se enredaban en abrazos infinitos. Saltaban y de sus bocas salían gritos ensordecedores de algarabía.

Esa energía y alegría contenida de festejar pudieron al menos manifestarse en un gol, aunque sea un mísero tanto al lado de siete tantos del rival. Luego seguí caminando por las calles y aunque vi gente triste y charlando y discutiendo acerca del partido, muchos otros -la mayoría-, aunque lógicamente no festejaban como cuando han ganado, igual, bajo la tibia lluvia, bailaban y cantaban y la verdad que me puso alegre verlos de ese modo.

Luego proseguí con mi caminata de observador y me crucé con muchos amigos brasileros a quienes les di un fuerte abrazo y di mis voces de aliento y todos me respondieron lo mismo: "mañana torcemos por Argentina, amigo". Hasta en ese gesto son buenos perdedores.

Enseguida comprendí que el brasilero, más allá de todo rivalismo que forma parte del folclore futbolístico, es un buen perdedor. No busca culpables, no busca excusas, no se da vuelta como un panqueque. Saben perder y saben reconocer cuando son superados por un rival superior que los arrolla y les propina la peor de las catástrofes futbolísticas de su historia a quien aplaudieron sin titubear.

Se terminó el mundial para ellos y ahora hacen borrón y cuenta nueva y ya se largan a sonreír otra vez. Es así, la vida continúa. Son pasionales, pero la vida debe continuar. No sé si es bueno reírse del fracaso ajeno, tenemos que aprender y descubrir en qué lugar de su cuerpo y almas esconden tanto poder de resiliencia, de qué manera aprenden las lecciones y luego salen adelante. Sino cómo se podría explicar, en lo estrictamente deportivo, que se repusieron de un Maracanazo y siguieron ganando campeonatos hasta ser los pentacampeones?


No me gusta fomentar la mediocridad. Ni me gusta festejar fracasos ajenos. Festejo éxitos propios. Sólo así he logrado modificar mi mentalidad para lograr mis objetivos y superarme cada día. Entiendo, ya digo, el folclore y parte del sentido del humor por la cruel derrota de Brasil, pero en el fondo mi mente centra sus esfuerzos en otros objetivos.


Me encantaría ser los mejores del mundo y destacarnos del restos sin mirar al de al lado. Pero ser los mejores y sentirnos felices por nuestros propios méritos y no por la desgracia del vecino. Sino de lo único que vamos a ser campeones mundiales es de la mediocridad y de la soberbia. Fuerza Brasil, que un tropezón no es caída. Mentira que la tristeza nao tem fim. Brasil es un país con garra para salir adelante. Y Argentina tiene que ser igual! Por eso, ahora, lo que más quiero, es ver a Argentina campeón y festejar y ser feliz, pero por nuestros propios logros.

Brasil es derrotado por Alemania 7 a 1
Borrón y cuenta nueva...



martes, 8 de julio de 2014

Y total, qué pierdo si al NO ya lo tengo??

Acabo de presiona ENVIAR al mail que escribí a la FIFA y a otros contactos que me pasaron para poner obtener alguna acreditación para este domingo cuando sea la final de la Copa del Mundo en Brasil. 

Quizá ni lean mi mensaje. Quizá se rían de mi caradurez y pobre inglés. Quizá los descoloque, o, peor aún, quizá me vean como una amenaza de un demente que quiere cometer alguna locura y así saltar a la fama.

Yo sólo quiero estar y cumplir un sueño. Nada más. 


Si al NO ya lo tengo, porque no intentar buscar el SI? Al menos no me quedaré con la intriga de saber qué ocurriría si lo hubiera intentado.




Hi my name is Guido Albornoz. I am living in Buzios, Brazil 6 months ago.
I got yours emails from Lívia Caroline Neves from FIFA Media Department who before kindly answered me due to a prior mail from me.
I am writing to you to know if you can help me to get an acreditation for the Maracana to assist to the great final next sunday. If its not possible, I would like you help to try it again but for the Fifa Fan Fest in Rio.
I have a blog http://gambeteandoconladepalo.blogspot.com.ar and I would really like to assist to this final and transmit to my followers and readers this experience so they can see what about living a World Cup not through the TV or the Radio o Internet but living it through a person like me and you . May be i am not the kind of the channels that you use to transmit the great spirit of FIFA and i dont have the same weight like them, but I can help to show that when things seems imposible, miracles happens.
Waiting for your answers,
Thank you very much.
Regards,


Sisisisi
Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!
Excelente publicidad: Bienvenidos al Mundial. Creamos en nuestros sueños!

domingo, 6 de julio de 2014

Brasil ya tiene reemplazo para Neymar y vive en Buzios!

Y lo que parece ser una nota periodística deportiva en realidad tiene que ver con mi nueva mascota brasilera en Buzios: Neymar! Hasta usa la número diez como el astro brasilero. 
Amo los perros, pero le dejé bien en claro que si Argentina y Brasil se enfrentan en la final de esta copa del mundo voy a alentar por la celeste y blanca!
Vamos Argentina!


Gambeteando y Neymar en Buzios
Con mi mascota Neymar en la playa de Armaçao, Buzios.

jueves, 3 de julio de 2014

Ahogando penas en el muelle de Buzios

Chile quedó afuera del mundial a manos de Brasil que lo eliminó por penales; y por su parte México perdió sobre la hora con Holanda 2-1. Ambas selecciones estuvieron a sólo un pellizco de hacer historia y se ilusionaron con una fase eliminatoria que los tenga como protagonistas pero no pudo ser.

Por mi parte, Argentina, ganó y quedé super contento, pero igual acompañé a mis amigos chilenos y mexicanos salimos a ahogar penas futbolísticas. El lugar elegido fue el muelle de Buzios y allí tomamos unos caballitos de tequila mexicano y uno vinitos tintos merlot Santa Carolina para que a pesar de la pena el corazón siga feliz por las nuevas amistades y los momentos de alegría que es lo que verdaderamente vale la pena en la vida.

Con amigos mexicanos y chilenos en Buzios
Con amigos mexicanos y chilenos en Buzios: de izquierda a derecha: José y Demetrio -de México- y Nicolás y Cristiano -de Chile-

miércoles, 2 de julio de 2014

Esperando el partido de Argentina versus Bélgica con amigos Mexicanos en Buzios

Escuchando un excelente tema, con mis amigos mexicanos en Buzios, disfrutando de la plaza Do Canto, un atardecer, en plena Copa Mundial Brasil 2014. Un momento de relax que me cargó de energía.

Gambeteando en Buzios - Praia do Canto escuchando Sombras de Javier Solis
Cuates buena onda: José y Demetrio de México, DF, en la playa Do Canto, Buzios


Quisiera abrir lentamente mis venas,
mi sangre toda verterla a tus pies,
para poderte demostrar
que más no puedo amar
y entonces morir después.

Y sin embargo tus ojos azules,
azul que tienen el cielo y el mar,
viven cerrados para mí
sin ver que estoy aquí
perdido en mi soledad.

Sombras nada más
acariciando mis manos,
sombras nada más
en el temblor de mi voz.

Pude ser feliz
y estoy en vida muriendo
y entre lágrimas viviendo
el pasaje más horrendo
de este drama sin final.

Sombras nada más
entre tu vida y mi vida,
sombras nada más
entre tu amor y mi amor.

Qué breve fue tu presencia en mi hastío,
qué tibias fueron tus manos, tu voz;
como luciérnaga llegó tu luz
y disipó las sombras de mi rincón.

Y yo quedé como un duende temblando
sin el azul de tus ojos de mar
que se han cerrado para mí
sin ver que estoy aquí
perdido en mi soledad.

Sombras nada más
acariciando mis manos,
sombras nada más
en el temblor de mi voz.

Pude ser feliz
y estoy en vida muriendo
y entre lágrimas viviendo
el pasaje más horrendo
de este drama sin final.

Sombras nada más
entre tu vida y mi vida,
sombras nada más
entre tu amor y mi amor.

Musica: Sombras
Autor: Javier Solís

Gambeteando con la de palo... Ultimas entradas.

Gambeteando con la de palo...